El confinamiento me obligó a vender en línea
22107
post-template-default,single,single-post,postid-22107,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-23746

El confinamiento me obligó a vender en línea

El confinamiento me obligó a vender en línea

Las empresas se han visto forzadas a digitalizar a consecuencia de la pandemia

¡Tu pedido está en camino!, ¿en cuántas ocasiones hemos visto este mensaje en lo que va del año 2020?, seguro más veces de lo que teníamos pensado. Todos hemos realizado una compra impulsiva para comenzar a hacer ejercicio en casa o pedir nuestro plato favorito del restaurante de sushi. Según estimaciones de Kantar La previsión es que el delivery acabe el año con un crecimiento anual del 50-60% respecto a 2019.

El cambio repentino en nuestras vidas de quedarnos en casa para estar a salvo, vino a modificar nuestra manera de consumir. El hacer uso de la tecnología para todo fue inminente, ya sea porque no queremos salir para evitar exponernos o debido a las restricciones, muchos de nuestros locales favoritos se han visto en la necesidad de mantener cerradas sus tiendas físicas.

A la vista de estos sucesos la economía fue eminentemente afectada, La economía española registró en 2020 un descenso histórico del Producto Interior Bruto (PIB) del 10,8%, por lo tanto las empresas no tuvieron ningún otro camino más que el de crecer en todo lo relacionado a la venta en línea, pero esto trajo como consecuencia nuevos desafíos para todos, sobre todo empresas que no tenían una estrategia sobre este canal de venta.

En restauración, algunos negocios ya tenían preparadas plataformas en línea, ya fuese por un portal propio o por plataformas globales como Uber Eat, Glovo, Just Eat o Deliveroo. Otros, al ser de actividad más tradicional no creían oportuno una estrategia en el online.

Pero debido a la pandemia todo se precipitó y casi obligó a transformar los negocios ya que la única forma de subsistencia era poder vender a través de internet.

Comenzar a vender en línea

El gran desafío al no saber por dónde iniciar para realizar este tipo de ventas, sin tener experiencia previa en el tema y además buscar una manera de continuar comercializando productos o servicios.

Todos ya estábamos acostumbrados a llamar a la pizzería de turno para hacer un pedido y que nos los pudieran traer a casa y aunque sigue siendo una alternativa, es a día de hoy, un porcentaje en decremento respecto a otras emergentes.

Gracias a la tecnología, existen muchas alternativas para poder vender los productos a través de internet, como pueden ser, chats en línea como Whatsapp, plataformas de venta online propias o las ya gran conocidas plataformas globales entre otras.

Los chats, pese a que son una alternativa muy económica, obliga a estar siempre pendientes de los diferentes mensajes de los clientes, entender el pedido, por lo que precisa de tiempo de dedicación y no favorece a un servicio ágil.

Digitalización en delivery

Por otro lado, las diferentes plataformas globales de venta online, es una buena opción para poder empezar a vender de forma rápida a través de internet, ya que el cliente, realiza su pedido desde cualquier lugar sobre el catálogo que se pone a disposición en los horarios configurados de tienda. Los pedidos llegan a dispositivos que proporcionan las plataformas en cada restaurante, donde además, un rider o repartidor, recoge el pedido para entregarlo en el domicilio del cliente. No requiere una gran inversión inicial, pero en cambio, los costes del servicio, impacta de forma directa sobre el margen de los productos.

Otra de las opciones, es el poder implementar una plataforma web de venta online propia, la cual permite una administración y configuración a medida del restaurante, y pese a ser la opción, a priori, más lenta en la implantación, suele ser la de recorrido más largo.

En Nextt, tenemos todo lo necesario para poder enlazar todos los canales de venta externos para posibilitar que los pedidos lleguen directamente al tpv, automatizando procesos, ahorrando tiempo de dedicación, por lo que permite concentrar todo el esfuerzo en preparar pedidos para recoger o para llevar al domicilio del cliente. Ahorrar tiempo y dinero, eliminando tablets y dispositivos que reciben pedidos externos, todo de manera directa al tpv.

¿Quieres más información sobre nuestras aplicaciones?


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies